miércoles, 24 de diciembre de 2014

La demografía - análisis crítico

La demografía es un concepto abarcador que puede ayudarnos a entender a la población; sus movimientos, sus tendencias, su crecimiento y hasta sus gustos. Esta información demográfica es utilizada por muchos sectores de la sociedad (políticos, económicos, socioculturales, de mercadeo, etc.) como un indicativo o como un reflejo de lo que ocurre, que puede ayudar a dirigir los planes con respecto a la población. Para lograr obtener estos datos poblacionales se llevan a cabo los censos, los cuales, según la autora Sandra Ramos López, "es la fuente principal de información demográfica y tiene carácter institucional". Estos censos recogen las características demográficas de la población: edad, sexo, composición familiar, raza, nivel académico, nivel socioeconómico y otros, con el propósito de que el gobierno pueda establecer los servicios necesarios para cubrir las necesidades de la población. Pero, ¿qué tan llevado a la práctica es esto?

Como vemos en nuestra sociedad, en Puerto Rico, de qué ha servido tener esta información, para la planificación que hace el gobierno con respecto a los servicios primarios que debemos tener. Vemos como servicios de salud, de educación, de viviendas, no llenan las expectativas de los puertorriqueños. Tener los datos o el conocimiento no ha sido suficiente para lograr satisfacer las necesidades del pueblo. La población crece, pero no así los recursos para mantener esa población. Vemos como hay más gente desempleada, más gente llegando a niveles alarmantes de pobreza. Entonces de qué han servido estos datos sino es posible cambiar la realidad que vive el puertorriqueño actualmente.
La población actual es más saludable que en la época agraria, la gente vive más tiempo y la población envejece, pero la calidad de vida es inferior. Como dice la autora: "A pesar de estos adelantos en la medicina, tenemos mayor esperanza de vida pero con una calidad de vida precaria, en términos de salud." (Ramos López, p137). Lo que significa, que a pesar de los datos demográficos que se han venido obteniendo, y de que es sabido que la población puertorriqueña ha estado en constante crecimiento y envejeciendo, no se ha podido mejorar la calidad de vida de las personas de la tercera edad.

Otro ejemplo es, el conocimiento que se tiene con respecto a la problemática
de la criminalidad, del consumo de drogas, de los embarazos en adolescentes. Con todos los censos poblacionales de estas problemáticas no se ha resuelto nada. Se ofrecen centros de ayuda y orientación, se dan charlas y cursos en las escuelas con la intención de prevenirlos, pero no se logra mucho. Cada día vemos más madres adolescentes; vemos más jóvenes, menores de 25 años, convictos por drogas o por crímenes. Esto es una realidad de nuestra población.

La población mundial también está creciendo, pero no así los recursos, o los recursos están en los lugares equivocados. En África y en otros países pobres, más gente muere de hambre, no hay los medios para protegerlos o ayudarlos, o simplemente no se tiene la intención de hacerlo. Se estima que para el 2025 la población alcanzará la cifra de 7.6 billones de personas, mientras el hombre sigue destruyendo las selvas, los bosques, en general, nuestros ecosistemas. Entonces, ¿para qué se tiene el conocimiento demográfico sino se toman medidas preventivas para el caos. Según la autora: "El aumento de la población requiere un crecimiento proporcional de producción de alimentos". (Ramos López, p137). Así debería ser, pero si no se tienen los recursos para producir, este argumento no encajaría con la realidad. Si la producción de alimentos y de recursos, no va a la par con el crecimiento poblacional, la población mundial se va a ver en problemas. Cada día hay menos tierras para cultivar, porque se están cambiando por grandes conglomerados de cemento. Entonces, ¿cómo vamos a suplir la demanda de alimento? Muy buena pregunta.

El estudio de la demografía debe ser más realista. Hemos visto a través de los años programas de control de la natalidad, pero la población sigue creciendo, así como también los problemas sociales que les acompaña. Aparentemente nadie ha podido establecer la fórmula perfecta para relacionar adecuadamente: demografía, recursos y estabilidad social. Se establecen programas, se establecen leyes, pero eso no cambia la realidad que vive la sociedad mundial. Vemos como ejemplo, la sociedad china, que en su momento se vió obligada a establecer una ley que solo le permitía a las parejas tener un hijo, pero China sigue siendo el país de mayor población del mundo.


El conocimiento en los datos demográficos puede ser útil para resolver los problemas sociales, pero se deben enfocar desde perspectivas diferentes, porque mientras se tomen los datos para simplemente verlos, analizarlos y seguir haciendo lo mismo que hasta ahora, no ocurrirá ningún cambio. Los cambios ocurren cuando se hacen las cosas de diferente manera. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Saludos... tu visita ha sido importante para mi, así como el comentario que me quieras hacer. Gracias

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...